IMPORTANT!


NOU SISTEMA AUES

CONDUCCIÓN ACOMPAÑADA, CON GARANTÍAS

Confianza en la profesionalidad de la DGT
"Algunas de las noticias que han aparecido —explica Báez— producen la impresión de que los jóvenes van a recibir las clases de conducir directamente de sus padres, de sus tíos, de un amigo, del primero que pase por la calle. Se está dando a entender de un modo frívolo que la conducción acompañada consistirá en una especie de formación llevada a cabo por adultos sin una preparación específica, o sea, sin profesionales de la enseñanza ni vehículos con doble mando, sin seguro, etc. Bueno, hoy en día se puede obtener el permiso de conducir examinándose por libre, con el único requisito de buscar un vehículo con doble mando y una persona que acompañe al aspirante. Es una posibilidad por la que no opta casi nadie y con razón. A veces pienso que nos hemos vuelto locos porque hablamos a la ligera de este asunto, como si estuviéramos en Nueva Zelanda o en los Países Nórdicos, donde la mayoría de las carreteras apenas tienen tráfico". "Hay modelos próximos a nosotros, como el francés y el alemán que pueden ser válidos para nuestro país porque Francia y Alemania son sociedades con una alta densidad de población y con un tejido urbano muy importante. Tanto en Francia como en Alemania el aspirante se prepara en la autoescuela. En Alemania, después de recibir clases teóricas y prácticas, se examina y, si aprueba, las autoridades le conceden un permiso provisional, que se convierte en definitivo, siempre y cuando durante el periodo de conducción acompañada no reciba sanciones por faltas graves o muy graves. El tutor no puede tener menos de 30 años (acaban de elevar la edad mínima). En el caso francés, después de un periodo formativo inicial en la autoescuela (insisto), con un mínimo de clases teóricas y prácticas, el aspirante pasa a conducir acompañado. Ha de recorrer no menos de 3.000 kilómetros, y, al término de esta fase, se examina como cualquier otro aspirante. Me gusta más el sistema alemán porque son las autoridades las que deciden cuándo está el aspirante capacitado para conducir en compañía de un adulto; en Francia es la autoescuela la que lo decide. Pero en cualquier caso, estos dos sistemas son los que más se ajustan a la realidad de nuestro tráfico".
"Sigo creyendo ¬que la sociedad española no demanda, y es difícil que llegue a demandar nunca, la conducción acompañada. Hoy día, los padres y las madres trabajan, y no sobra el tiempo. Además, hay inconvenientes claros. Con el paso de los años los adultos adquieren vicios en la conducción, que pudieran transmitir a sus hijos o sobrinos, hermanos, etc. Y no sólo eso. A partir del quinto año al volante, los conductores empiezan a olvidar lo que aprendieron para obtener el carné, como demostró un estudio realizado por la Universidad de Valencia por encargo de CNAE. Por si fuera poco, las normas están en continua evolución y es muy difícil mantenerse al día. En fin, no es como para tomárselo a broma. La seguridad vial es un asunto muy serio como para jugar con ella alegremente ".
"Me inquieta especialmente —concluye el máximo responsable de CNAE— que la proximidad de las citas electorales de este año y del siguiente promueva un concurso de ocurrencias populistas e irresponsables que den al traste con el consenso que en materia de seguridad vial ha imperado hasta ahora entre los partidos. En España hemos hecho un gran avance en materia de seguridad vial durante la última década, gracias en buena medida a dicha cohesión. Apartarse de esa línea sería muy peligroso. Soy consciente de que el actual equipo directivo de la DGT estudiará la conducción acompañada de una forma profesional, como no podía ser de otra manera, pero ojo con las influencias políticas que pudieran interferirse pensado en otro tipo de rentabilidad".

Noticia: [enllaç]
Per a una correcta visualització et recomanem utilitzar: Mozilla Firefox o Google Chrome

[Protecció de Dades] [Política de Cookies]